Cómo ordenar cosméticos y productos de belleza

kanako-cuidado-corporal


Voy a hacer otra confesión: Sufro Síndrome de Diógenes.

Bueno corrijo, lo sufría hasta que leí un libro. Un libro que según mi hermana es de auto-ayuda (ya os he hablado de lo diferentes que somos al elegir libros) pero no, no lo es, es el libro de moda por excelencia en redes sociales en lo que a orden y organización se refiere: “La Magia del Orden”, de Marie Kondo.

Me ha cambiado la vida, en serio. El libro puede resumirse en una frase: Tira todo lo que no necesitas (pero de verdad, sé práctica), y después ordena. Si no tiras cosas nunca estará ordenado, solo cambiarás los objetos de sitio una y otra vez.

El otro día me di cuenta de que lo había aplicado a:

  • La ropa (lo que no te has puesto en un año ya no te lo vas a poner)
  • A las instrucciones de electrodomésticos (están todas en internet)
  • A zapatos (misma regla que con la ropa)

…y en general a toda la casa, excepto a las cremas y cosméticos varios, que cual aldea de irreductibles galos se resistía al orden (más por pereza os diré, que por otra cosa).

Hace unos meses os contaba que los 30 no son los nuevos 20, y que hay que cuidarse. Hoy vuelvo a enseñaros mis potingues, pero ordenados por fin.

Vamos a ordenar para ser felices, para saber lo que tenemos, para no comprar tanto (provocado por no saber qué tenemos y qué no). Seguimos los 3 pasos que propone M. Infante en su artículo “Ordenados, listos,…¡usar!”.

PASO 1: DESPEJAR

En definitiva, tirar, sin compasión (o dárselos a tu hermana si están bien y los quiere).

Lo más fácil es tirar porque estén caducados, esa es la primera batida. Sabremos si una crema ha caducado si se separan la parte acuosa y la aceitosa.

Después debemos hacernos las siguientes preguntas: ¿los compraría de nuevo?, ¿me encanta verlos o usarlos?, ¿realmente funcionan? Si la respuesta a estas preguntas no es afirmativa…a tirar.

PASO 2: SELECCIONAR

Tienes que conocerte bien, ¿te dan pereza los rituales eternos? Entonces no guardes 3 cremas y 10 sueros. Repasa tu rutina y cíñete a lo que realmente haces.

Tienes que distinguir los productos de uso cotidiano y los que se usan de forma esporádica, a modo de refuerzo o de cura intensiva. Cada uno tendrá su espacio, y también los productos de cabello, los del cuerpo, los secadores y planchas, y los maquillajes.

PASO 3: COLOCAR

cosméticos-azu

Hay cosas que no deben estar a la vista. Útiles de higiene personal como compresas, tampones, pañuelos de papel,…mejor guardados y organizados en cajas. Y todo lo que tenga contacto con el agua debe guardarse en la ducha (esponjas, champú, gel, etc.)

Así que una vez pasada la fase de SELECCIONAR vamos a COLOCAR por baldas o cajitas:

  • Tratamiento facial y corporal diario diurno y nocturno: si va e una estantería puedes hacer dos filas por orden de altura. Si van en un cajón, tumbados con el nombre hacia fuera y sin poner unos encima de otros.
  • Productos capilares: aceites, lacas, espumas, etc.
  • Maquillaje: los pinceles en un neceser para que no estén expuestos al polvo. Divídelo en barras de labios, sombras de ojos, cejas, máscara de pestañas, coloretes, polveras, etc.
  • Manicura y pedicura: palitos, limas, esmaltes (mejor de pie que tumbados), etc.
  • Pequeño stock sin estrenar: nunca abras algo si no has terminado el anterior. Una vez abierto el producto suele durar unos 12 meses de media. Si no lo abres dura hasta 3 años.
  • Entre otros…

PASO 4: DISFRUTA DEL ORDEN

Si algo repite Marie Kondo hasta la saciedad es que no tengas a la vista nada que no te haga feliz. Es decir, si al entrar al baño no soportas ver la caja de tampones, guárdala.

perfumes-azu

Si te apasiona ver flores, pon un jarrón. ¿Te encanta tu nuevo perfume? Enséñalo. Lo mismo con las cremas que son taaaaaaaaaaaaaaan bonitas que no puedes dejar de mirarlas como si fueran un tesoro. Colócalas encima del lavabo. Eso sí, tampoco te pases o el orden no te servirá de nada.

 

amiairesiempre

Amiaire es una tienda con mucho encanto...pero sobre todo con un estilo que la hace única. ¿Todavía no la conoces? ¡Entra y te la presentamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *