Tendencia: este es el corte de pelo del otoño

cortes_de_pelo_40_anos_mujeres_famosas_peinados_joven_499980820_1200x800


¿Sabéis eso de los nuevo propósitos el 1 de enero? Pues a mi me pasa en septiembre. Es empezar septiembre, y repasar lo de siempre: darle una vuelta a la organización/decoración de tooooda la casa, hacerme algo diferente en el pelo, ponerme las pilas con el inglés, hacer deporte,…

Este año ya he empezado a hacer al menos esas cuatro cosas, incluido lo del pelo. Ya os contaré más detalles en próximos post.

En fin volvamos al pelo. He confesado ya varias veces, para vergüenza de mi madre, que no me peino. Sí es cierto, lo de pasar media vida con un secador/plancha en la mano no es lo mío, pero lo del peine tampoco.

Mi momento cumbre llegó (esto creo que no lo he contado) a los 10-12 días de nacer Lucas. Lo de no peinarme derivó en que se me hizo UNA RASTA, que ni con mil cremas suavizantes conseguí deshacer. Así que cogí las tijeras de la cocina y la corté. Y claro, el desaguisado fue taaaaaaaan grande, que tuve que cortarme el resto del pelo. Y lo debí dejar taaaaaan mal que me dijo Mr. P al llegar a casa: “anda ven, que te lo arreglo yo, y creo que mañana deberías ir peluquería, ¿no?”. Matizo el NO, porque entre la mala leche que llevaba yo, y las hormonas a tope, creo que le puse una cara de novia de Chucky.

Leer más